MI PRIMER MAESTRO DE LOCUCIÓN

De mis memorias.-

 Todavía recuerdo aquellos años finales de la década del 60 y comienzo de la del 70 del pasado siglo. Yo era estudiante y vivía una parte del año en Céspedes, cerca de aquí de Colón en esta provincia matancera, y la otra, la de las zafras azucareras en el Central Maceo, allá en la zona de Holguín en el oriente cubano donde mi padre participó en 44 zafras. Primero iba solo, luego al contraer matrimonio con mi madre lo acompañamos año tras año. Crecí dando viajes por las paralelas del ferrocarril cubano casi de un extremo a otro de la Isla. Hasta allí fue mi padre siendo casi niño a trabajar en aquel central debido a la situación económica imperante allá por los años 30. De Maceo hasta Holguín y viceversa yo viajaba diariamente en ómnibus para asistir a clases. La radio me gustaba desde pequeño, cuando escuchaba las aventuras de Leonardo Moncada, Los tres Villalobos o La novela Palmolive junto a Juanita mi abuela paterna, en aquel radio pequeño marca RCA Víctor; ella también me hablaba mucho de una novela nombrada EL DERECHO DE NACER de Félix B. Caignet radiada por la entonces CMQ cinco años antes de mi nacimiento y me fue inculcando – sin darse cuenta — un amor natural por todo aquello. Me llamaba la atención también las actuaciones de la Orquesta Típica “Selecta” de mi pueblito matancero de Céspedes cuando sus músicos se trasladaban a Cruces, antigua provincia de Las Villas, a actuar en un programa de radio en la emisora que existía en esa localidad. Ellos me saludaban de vez en vez a mí y a mi familia. ¡ qué alegría infantil en aquellos primeros años de mi vida ¡.

Parque

Vista del parque Calixto García en la querida ciudad del legendario locutor holguinero.

En Holguín, cada vez que tenía la oportunidad de ir a la emisora CMKO Radio Angulo, asistía a la transmisión en vivo del programa campesino o a la media hora, casi al mediodía en que se ofrecía otro programa — también en vivo — con el órgano oriental. Allí conocí a Osvaldo Aguilera, a Mario Hernández, a Vilma Pérez de Aguiar y a Loly Santana, todos locutores de aquella emisora en la época. Aquel fue mi primer taller de aprendizaje. Pero desde el primer momento también conocí a otro gran locutor holguinero Jorge Antonio González Valero, toda una expresión de profesionalismo en el medio radial. Hicimos magnífica amistad. Yo, en el Central Maceo hacía los actos y espectáculos que allí se realizaban. Muchas veces, cuando Valero llegaba al Central para asistir a la presentación de un acto importante le decía a los compañeros que dirigían la actividad:  Tony va a ser el locutor, tengo confianza en él y… simplemente se dedicaba a verme presentar aquello, a chequearme el cumplimiento de las orientaciones que me daba para ayudarme a conocer los trasfondos de la profesión de la palabra desde aquella mi noble juventud de 16 o 17 años cargada de vocación por querer ser LOCUTOR. Juntos también presentamos espectáculos musicales muchas veces amenizados por la Orquesta Jazz Band “Hermanos Avilés “, la orquesta más vieja de Cuba.

VALERO

El profesor Jorge Antonio González Valero: Mi primer profesor de locución.

 Desde aquella época él, su esposa, su familia se ganaron mi aprecio sin límites por el grado de afecto y la sencilla manera de ayudarme para que yo pudiera lograr el gran anhelo de trabajar un día en una emisora de radio. De ser locutor.

Pasó el tiempo. En 1974 mi padre se trasladó definitivamente para nuestra natal provincia de Matanzas, para esta zona de Colón de donde somos nativos. Al iniciarse las transmisiones de Radio Llanura de Colón el 24 de Julio de ese año, me convertí en fundador de la misma y ya son 36 los años dedicados por mí al trabajo como locutor y periodista de la querida emisora colombina.

hogar

González Valero junto a su esposa en su hogar de la calle Cervantes en la Ciudad de Holguín.

 Siempre, en mis visitas a Holguín trato de ver, de saludar al legendario locutor que aún, con 80 años de edad, sigue activo, frente al micrófono, sirviendo aún con su palabra — querida y respetada — al pueblo de ese territorio oriental al que ha dedicado lo mejor de sus conocimientos del medio. Allí vi sus fotos junto a Germán Pinelli haciendo importantes espectáculos en su Holguín querido, o junto al Guayabero o en los combates patrióticos de los grandes actos políticos defendiendo el pensamiento y la razón revolucionarias. También todos los galardones y reconocimientos recibidos durante años. Ahora espera con anhelo la cúspide: El Premio Nacional de Radio que bien lo merece porque desde LA CARRETA DE VALERO, — apelativo criollo de su creación mediante el que imaginariamente traslada a los artistas y amantes de la música campesina — sigue haciendo historia para la radio holguinera y, por ende, para la cubana en sentido general.  La CARRETA DE VALERO fue trasladada a La Habana y desde allí, con alcance nacional, Obregón y los muchachos del Noticiero Cantado del programa HACIENDO RADIO  de la querida Radio Rebelde, nos hacen sentir su racaraca con notable alegría en cada amanecer.

Tony y Valero

Junto a mi maestro en mi última visita a su hogar en la mañana del 30 de Enero de 2010

Yo me lleno de orgullo al proclamarlo como MI PRIMER PROFESOR DE LOCUCIÓN. Siempre estuvo al tanto de mis pasos. Luego estudié Licenciatura en Periodismo en la Universidad de La Habana; en tribunal presidido por el Profesor Manolo Ortega Romero se me reconoció el Primer Nivel en la evaluación profesional posteriormente ratificado, recibí durante 14 años consecutivos la condición de Vanguardia Nacional y la Hazaña Laboral del sindicato de la cultura y el Consejo de Estado respectivamente, se me otorgó también por nuestro ICRT la condición de Artista de Mérito, miembro de la UNEAC, de la UPEC y en cada uno de esos estímulos siempre he sentido la cercanía de ese gran e inolvidable maestro con sus enseñanzas, sus consejos, su manera diáfana y elocuente de guiarme desde aquellos tempranos años de vida, fue algo así como un padre, gestor de mis más grandes anhelos profesionales.

Tony al inicio

El alumno junto a la locutora Silvia Díaz en la época fundacional de Radio Llanura de Colón, provincia de Matanzas.

Por eso para él desde esta modesta página, mi perpetuo respeto y agradecimiento, no solo por la contribución a mi formación hasta lograr desempeñarme en el medio, sino también por la grandeza de sus sentimientos, su gran calidad humana y su desinteresado gesto de ayudar siempre a los demás con inaudita sencillez y cariño.

Gracias, muchas gracias mi querido profesor González Valero.
Explore posts in the same categories: Uncategorized

2 comentarios en “MI PRIMER MAESTRO DE LOCUCIÓN”


  1. Caballero me parece justo su agradecimiento al querido Sergio Antonio Gonzñalez Valero, nuestro compaeñero de labor aquí en la CMKO Radio Angulo.


    • Gracias Noire por el comentario. Ese hombre tiene un tremendo valor para mi. Me dio la mano desde que yo era un adolescente en estos pasos por nuestra querida radio cubana. Ya llevo 38 años de labor en Radio Llanura de Colón. Soy locutor y periodista. En tu emisora hace muchos años vi por primera vez cómo se hacía un programa de radio. Valero fue para mi y lo sigue siendo un padre para mi profesion. MUCHA SALUD PARA ÉL Y PARA TODOS USTEDES, CONTINUADORES DE LA OBRA.
      UN ABRAZO DESDE COLÓN, PROVINCIA DE MATANZAS.
      Lic. Tony Caballero Vidal.-


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: