LO AJENO SE DEJA QUIETO

Por Tony Caballero Vidal.-

 Por estos días la prensa radial, televisiva y escrita nos trae con acentuados bríos el mensaje con reportes sobre la inestabilidad del mundo, los saqueos, las guerras de rapiña, las pretensiones imperiales de dominación y los ataques ( con todos los medios ) a aquellos que traten de emanciparse de tanto y tanto daño que sufre hoy la humanidad.

A pesar de los horrores vividos por millones de hombres y mujeres entre 1939 y 1945 con el apogeo de la Segunda guerra Mundial, a pesar de la barbarie yanqui con las bombas atómicas sobre Hiroshima y Nagasaki y de los horrendos crímenes realizados por la CIA en el mantenimiento de regímenes títeres en este continente y en otras partes del mundo el planeta Tierra hoy enfrenta las más descabelladas y tortuosas ironías de un destino que, lejos de suavizarse, se entona al ritmo de las bambalinas de las más grotescas esferas de un poder hegemónico que no quiere ni acepta comprender que no tiene ningún derecho para ejercer tanta ignominia y tanta desfachatez.

 El propio Martí, en su carta inconclusa a Manuel Mercado advertía que la lucha por la independencia de Cuba se hacía para que no se extendiesen por nuestras tierras los Estados Unidos, con esa fuerza más. Bolívar lo había advertido también en la histórica Carta de Jamaica. La lucha de América se hacía para librar a las naciones americanas del ultraje colonial y para fundar una gran nación nutrida de fortaleza y de acción integradora. Aquella Gran Colombia que se gestó y quedó trunca por las pretensiones de aquel influjo norteño con ansias expansivas, ingerencistas y malévolas que alcanzó la cúspide de las garras monopolistas de hoy y que como dijeran Marx y Engels está cavando su propia sepultura.

De cuánta paz mediática y a largo plazo se ha hablado en el mundo contemporáneo. Esa paz que solo es posible cuando la humanidad interprete verdaderamente el legado de hombres como Juárez. EL RESPETO AL DERECHO AJENO ES LA PAZ válido hasta para las más insignificantes cuestiones de la vida diaria.

 Solo los oprimidos saben dar el verdadero valor a esas enseñanzas. La vida nunca será posible en paz mientras no se cumpla ese apotegma, mientras que no se respete el derecho que tienen los demás a vivir como seres humanos, mientras no se respete el derecho de los demás en todos los sentidos de la vida.

 No puede haber paz verdadera mientras el egoísmo ( como serpiente cargada de sutil veneno ) ande suelto por este mundo haciendo el daño. No puede lograrse paz de ningún tipo mientras existan hombres que quieran usurpar groseramente a otros lo que se han ganado con perseverancia, sacrificio, voluntad y esfuerzos. No puede existir paz posible en el mundo de hoy, mientras no se acaben los gendarmes de las guerras disfrazados de antiterroristas y mientras existan algunos que sin el más mínimo pudor proclamen que ellos son porque son y que los demás no tienen derecho ni tan siquiera a SER. Esos que no reconocen que las cosas hay que ganarlas desde nobles posiciones y no con imposiciones.

La lucha de hoy es por eso. Los pueblos dignos siguen indetenibles ese camino y Cuba se une al sentir mundial en busca de la paz y de la dignidad del hombre, a cambiar todo lo que debe ser cambiado, a respetar a los hombres del planeta como seres humanos. Por ese camino seguiremos marchando para hacer entender que como dice la canción: LO AJENO, SE DEJA QUIETO.

Explore posts in the same categories: Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: