UN VERDADERO AMIGO QUE DEJÓ DE EXISTIR.

Por Tony Caballero Vidal.-

 Con gran consternación recibí la noticia del fallecimiento este día 11 de Septiembre en Sardina del Sur, LAS PALMAS de Gran Canaria, de mi querido amigo, y más que eso, de quien consideré un padre, el Señor Don Damián Domínguez Morales.

Damián 1

Nuestro querido Damián, en una de sus calurosas estancias de verano en Colón, Matanzas, Cuba.-

Hombre humilde y trabajador que — según él mismo me contaba — era considerado con el apelativo cariñoso de EL CAPITÁN, por los años vividos en la comunidad que lo vió nacer, dejó una impronta de seriedad, responsabilidad y amor a su tierra y al trabajo que transformó aquellos parajes que le vieron nacer hace 87 años y, que con orgullo legítimo nos contaba de los grandes hoteles, de las modernas instalaciones de purificación del agua, de los caminos, carreteras y del mejoramiento integral de las condiciones de vida de aquella población en la que nació y que era una humilde zona de sus Islas Canarias queridas.

 Era aquel hombre que también un día fue a Venezuela buscando vida para el sostén de su familia en sus años mozos. Vino a Cuba según los familiares de aquí por más de 20 ocasiones. Yo lo conocí alrededor del viaje número 14. De ahí para acá fue tremendamente paternal, siempre aconsejando lo mejor de la vida, tanto a mí como a los inseparables Marquitos y Ramón, otros dos amigos considerados por él otros hijos cubanos.

La viejita Regina, madre de su esposa María Encarnación, constituyó el eje central de su obsesión por sus viajes a Cuba. Había que ver a la viejita que aún vivía — según decía — y mientras eso sea así, habrá que venir para darle un alegrón, pero cuando estaba aquí — en la calle Mariana Grajales entre Maceo y Joaquín Pola en Colón, Matanzas,— siempre soñaba y añoraba el regreso a su Canarias querida. Y ahora nos deja una perpetua tristeza.

Damián 2

Otro de los recuerdos fotográficos que nos dejó nuestro inolvidable amigo.

Ochenta y siete años es mucho bregar por esta vida. No pudo más nuestro Damián. Imaginamos que sus exequias constituyeron seguramente motivo de un gran homenaje como uno de los fundadores de Sardina del Sur.

 A sus hermanos, hijos, nietos, sobrinos — entre ellos el siempre admirado por él, PEPE JESÚS, demás familiares y también a su esposa, nuestro mensaje de condolencias desde su Cuba querida por tan sentida pérdida, pero siempre con el concepto hermoso de que su recuerdo perdurará entre los que le conocimos y seguiremos teniéndolo como patrón fundamental de la mejor conducta cívica y moral de nuestras vidas.

 Fue, sencillamente un hombre muy respetuoso, cordial y correcto.

Explore posts in the same categories: Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: