CONMEMORADO EN COLÓN EL ANIVERSARIO 117 DEL COMIENZO EN CUBA DE LA GUERRA DE 1895 CONTRA EL COLONIAJE ESPAÑOL.

Mausoleo

Mausoleo donde reposan los restos de los mambises caídos en este territorio durante las Guerras por la Independencia del yugo colonial español

Nuestro Héroe Nacional

Nuestro José Martí, fundó el periódico Patria y el Partido Revolucionario Cubano. Fue el acrisolado organizador e impulsor de la Guerra Necesaria.

De verdadera expresión de unidad revolucionaria puede calificarse la conmemoración de los acontecimientos históricos ocurridos el 24 de Febrero de 1895, momento crucial del reinicio de nuestras gestas libertarias frente al coloniaje español fruto de la labor fecunda de nuestro Apóstol José Martí Pérez y de quien el maestro llamó su hermano negro, el patriota matancero Juan Gualberto Gómez nacido en Sabanilla del Encomendador el 12 de Julio de 1854 actual municipio que lleva su nombre.

Patriota cubano

Juan Gualberto Gómez, dió a conocer la orden de alzamiento enviada por Martí.

Asistentes

Vista general de los asistentes al homenaje este 24 de Febrero.

Trabajadores de los diferentes sectores de la vida social junto a combatientes de las diferentes etapas de lucha por la definitiva soberanía nacional alcanzada el Primero de Enero de 1959 junto a pioneros y estudiantes se dieron cita en el Mausoleo a los Mártires de la Patria en el que descansan los restos mortales de los mambises caídos por la libertad de Cuba en este territorio matancero, lugar en el que  en nombre de nuestro pueblo fue depositada una ofrenda floral.

Ofrenda floral

Ofrenda floral en nombre de nuestro pueblo ante el Mausoleo a los caídos en el territorio de Colón.

Orador

Jesús Llanes Barrios, Director Municipal de Cultura en Colón al intervenir en el homenaje por la gloriosa gesta del 24 de Febrero de 1895.

Jesús Llanes Barrios, director Municipal de Cultura aquí  realizó un esbozo de la situación imperante en Cuba en aquellos instantes gloriosos luego del oprobioso Pacto del Zanjón que frustró la Guerra de los Diez años, y de la tregua posterior en la que nuestro Martí organizó el nuevo levantamiento sobre las bases firmes del Partido Revolucionario Cubano, único partido capaz de aglutinar a todas las fuerzas revolucionarias y del que es continuador en estos tiempos de nuestra historia nuestro Partido Comunista de Cuba en defensa y garantía de unidad monolítica y de nuestros más nobles ideales  de  independencia, libertad y soberanía nacionales frente a las tendencias imperiales de destruir a la Revolución Cubana.

Frente a la sede del Gobierno

Durante el homenaje a Martí y a los combatientes de la Revolución en la fecha gloriosa del aniversario 117 del inicio de la Guerra Necesaria de 1895.

Luego, en la explanada de la calle Ricardo Trujillo, frente a la sede del Gobierno Municipal  y a solo unos pasos de la estatua del Apóstol José Martí, organizador de la también llamada Guerra Necesaria, se entregaron reconocimientos a  nuestros combatientes de la Revolución con la presencia de Denia Rivero Nodarse Miembro del Buró Municipal del Partido junto a otros dirigentes del Partido, del Gobierno y de las organizaciones políticas y de masas  y fue abanderada la compañía de ceremonias integrada por estudiantes de la enseñanza media en el territorio y que luego realizó una demostración de disciplina y marcialidad ante el pueblo presente en la cita y donde también se depositó una ofrenda floral ante la estatua del Mayor General del Ejército Libertador José Martí Pérez.

Estos actos por el 24 de Febrero, constituyen, más que una conmemoración, un compromiso para la salvaguarda por  siempre de  las conquistas alcanzadas por toda Cuba en el bregar de los largos años de gloria y de combate y  de perpetuo tributo a nuestros héroes y mártires que han entregado su sangre y su vida por la definitiva libertad de la nación cubana. Sirvieron también de digna  tribuna para exigir al Gobierno Imperialista de los Estados Unidos la inmediata libertad de nuestros cinco hermanos prisioneros en ese país, por el solo hecho de monitorear a las organizaciones contrarrevolucionarias que con el consentimiento de la cúpula yanqui y en su propio territorio ( como el caso de Posada Carriles y otros asesinos confesos ) preparan, organizan y ejecutan acciones subversivas contra Cuba y sin embargo andan sueltos allí sin que nadie levante un solo dedo contra ellos.

Héroes

LIBERTAD PARA NUESTROS CINCO HERMANOS PRISIONEROS DEL IMPERIO.

LA GUERRA DE 1895

La Guerra de Independencia de Cuba no terminó el 1878, ella fue interrumpida. En 1895 no es una nueva generación la que toma las armas sino la suma de los pinos viejos con los pinos nuevos según expresara Martí. El levantamiento se realizó el día 24 de Febrero de 1895 en el pueblo de Baire en el Oriente del país, pero además en alrededor de otros 34 puntos del territorio de Cuba. La orden de alzamiento enviada en un tabaco por Martí la recibió el matancero Juan Gualberto Gómez.

La dirección de la guerra estuvo en manos más radicales de la Revolución de las cuales José Martí, Máximo Gómez y Antonio Maceo eran fieles exponentes. La nueva etapa contó con la colaboración de las capas medias laboriosas, de los obreros, los campesinos y de burgueses arruinados en la anterior contienda por su lealtad a la Patria.

Un hecho heroico reconocido como gran proeza militar fue la invasión de Oriente a Occidente entre el 22 de Octubre de 1895 y el 22 de Enero de 1896 protagonizada por Máximo Gómez y Antonio Maceo y que fue decisiva para el curso de la Guerra. El cumplimiento exitoso de los objetivos propuestos por los revolucionarios causó un golpe mortal al poder militar, político y económico de España y colocó a Cuba en la antesala de la victoria.

La Campaña Invasora conmocionó al mundo entero. Entre enero y Diciembre de 1896 Maceo desarrolló asombrosamente la Campaña de Occidente enfrentando con menos de  dos mil hombres mal armados a más de 20 mil soldados españoles modernamente equipados.

Maceo

Lugarteniente General del Ejército Libertador Cubano Antonio Maceo Grajales.

Gómez

El General en Jefe del Ejército Libertador Cubano Máximo Gómez Báez.

Entre enero y Abril de 1897 se desarrolló la conocida Campaña de la Reforma, donde los cuatro mil mambises al mando del General Máximo Gómez lograron mantener en jaque a más de 50 mil soldados españoles a los que causaron en total más de 25 mil bajas.

En Oriente las tropas al mando del General Calixto García obtuvieron también grandes éxitos militares y además de la toma de importantes poblaciones lograron cortar las comunicaciones al enemigo entre Oriente y Camagüey y dominar toda la zona del Valle del Cauto.

El día 1ero de Enero de 1898 en un último intento de salvar la colonia España estableció en Cuba el régimen autóctono pero la dirigencia revolucionaria la desconoció expresando la voluntad popular de independencia o muerte y continuó las acciones militares con lo que España fracasó también en este campo.

En resumen, en 1898 España, que había empleado en la contienda a más de 300 mil hombres contra las tropas mambisas que nunca sobrepasaron los 40 mil, había perdido casi la mitad a pesar de la enorme superioridad en armas de su ejército. Los propios funcionarios españoles reconocían que la guerra estaba perdida.

Los gastos del ejército español en Cuba ascendían diariamente a 80 mil pesos plata y el tesoro agotado no podía obtener los recursos necesarios.

En esas condiciones, cuando los cubanos después de un esfuerzo heroico de 30 años de lucha tenían asegurada la victoria se produjo la intervención en la guerra de los imperialistas yanquis el día 21 de Abril de 1898. De forma mentirosa e hipócrita trataron de encubrir el verdadero objetivo que era evitar la liberación de Cuba y establecer en nuestro país el dominio económico y político de los Estados Unidos.

Si Estados Unidos había afirmado en la Resolución Conjunta de su Congreso “ que el pueblo de la Isla de Cuba es y de derecho debe ser libre e independiente “, lo había hecho demagógicamente para confundir a los cubanos y a la opinión pública estadounidense e internacional.

A pesar de las “ buenas intenciones “  que pregonaban, los Estados Unidos firmaron  con España el Tratado de París el día 10 de Diciembre de 1898 a espaldas de los cubanos y en burla manifiesta y traición a sus luchas por más de 30 años por la independencia patria.

España quedó comprometida a renunciar a todo derecho de soberanía y propiedad sobre Cuba además de ceder a Estados Unidos las colonias de Puerto Rico, Guam y el archipiélago de las Filipinas.

Nuestro Comandante en Jefe Fidel Castro, valorando estos hechos apuntaba:

“Y entonces a Calixto García ni siquiera lo dejaron entrar en Santiago de Cuba. Ignoraron por completo al Gobierno Revolucionario en Armas, ignoraron por completo a los líderes de la Revolución, discutieron con España sin la participación cubana, deciden la intervención militar de sus ejércitos en nuestro país. Se produce la primera intervención y, de hecho se apoderaron militar y políticamente de nuestro país “

La historia es ya conocida. Calixto García envió una carta de protesta al General norteamericano Shafter por su negativa a dejarlo entrar con su tropa a Santiago de Cuba. Ella constituye una respuesta de honor del pueblo de Cuba a las maniobras canallescas del imperialismo.

“ Circula el rumor que, por absurdo, no es digno de crédito general, de que la orden de impedir a mi Ejército la entrada a Santiago de Cuba ha obedecido al temor de venganza y represalias contra los españoles. Permítame usted que proteste contra la más ligera sombra de semejante pensamiento, porque no somos un pueblo salvaje que desconoce los principios de la guerra civilizada: formamos un ejército pobre y harapiento, tan pobre y harapiento como lo fue el ejército de vuestros antepasados en su guerra noble por la independencia de los Estados Unidos de América, pero a semejanza de los héroes de Saratoga y Yorktown, respetamos demasiado nuestra causa para mancharla con la barbarie y la cobardía. “

De tan lejos vienen entonces las pretensiones yanquis de apoderarse de Cuba. El Primero de Enero de 1959 los mambises del siglo XX sï entraron en Santiago de Cuba. Con el triunfo de la Revolución se puso fin a la República Mediatizada instaurada por los yanquis y… se acabó la diversión porque llegó el Comandante y mandó a parar, parafraseando la letra de una de las canciones revolucionarias del inolvidable cantor y compositor cubano Carlos Puebla junto a su grupo nombrado LOS TRADICIONALES.

Y por toda esa historia y ese sacrificio por la Patria: JAMÁS NOS PONDREMOS DE RODILLAS.

Explore posts in the same categories: Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: