ESTAMPAS COLOMBINAS: EL RECUERDO DEL PERRO MONCADA.

 

FUENTES:

—  El Perro Moncada, del periodista Rubén  Ledo, imprenta Paltenghi, Colón.

Testimonios de Evelio García y Julio Angel Collazo, Locutor de la antigua emisora Radio Menocal de Colón e Historiador durante muchos años  de esta ciudad respectivamente, ya todos fallecidos.

Por Tony Caballero Vidal

Los pueblos y ciudades de Cuba, además de su historia tienen sus mascotas. Santa Clara y Holguín su burro, Morón, el famoso gallo.

Colón, esta ciudad matancera muy nuestra tiene también la historia de un hermoso perro que siempre respondió al popular nombre de MONCADA.-

PERRO

PERRO MONCADA

 

Este legendario animalito vivió en esta población durante la década del 50 y primeros años de los 60 del pasado siglo XX. En toda Cuba muchas personas tienen referencias de este perro que visitaba todos los velorios e iba a todos los entierros que se realizaban en esta población colombina.- Dicen los que le conocieron que tenía ojos tristes y una inteligencia que inclinaba sus gestos y actitudes a la de una persona.

En el periódico local  “ Noticias “  del día 20 de Octubre de 1956 puede leerse lo siguiente:

Su actitud rara e incomprensible, porque se trataba de un perro, pasaba  inadvertida para todos. Fue preciso que insistiera en ello, que los hechos se sucedieran para que empezaran a fijarse en el can y se le prestara  la atención que merecía. No era ya un caso aislado, esporádico, sin importancia. Su propensión a los muertos se ponía de relieve y no ofrecía duda alguna, ya que casi siempre está presente en los velorios y asistía también a los entierros, caminando detrás del carro fúnebre como una persona más de las que iban en el triste cortejo. Y allí, en el Camposanto, mientras se despedía el duelo, echado junto a la entrada principal aguardaba pacientemente a que todos regresaran al pueblo.

Funeraria

Antigua funeraria CENDAN, hoy Municipal, desde aquí salía el perro Moncada en los entierros hacia el cementerio local.

Rodovaldo  Díaz, ya lamentablemente fallecido. Laboró durante más de 40 años en la funeraria de Colón, nos dejó sus recuerdos del famoso perro Moncada.

Era un perro más bien grande, nosotros tenemos un gran recuerdo de él, en la funeraria se echaba al pie del féretro que estuviera en capilla y ahí se pasaba horas como si quisiera acompañar a la persona fallecida. Cuando el entierro ya se organizaba para partir hacia el cementerio se levantaba y cuando salía el cortejo se le veía como uno más de los acompañantes.

En un velorio

El perro Moncada, como en infinitas oportunidades echado frente al féretro en un velorio de la antigua funeraria CENDAN de Colón.

Cementerio

Calle principal de entrada del Cementerio San Rafael por donde en incontables oportunidades pasó el perro Moncada junto a los entierros hasta la última morada de los occisos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Perro en entierro

El carro fúnebre avanza hacia el cementerio San Rafael, obsérvese que junto a los acompañantes marcha el PERRO MONCADA.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Otro testimonio muy interesante es este:

El perro Moncada no solo asistía a la funeraria o al cementerio, sino que entraba a las aulas y escuchaba a las maestras con la misma atención que los alumnos a la vez que en los días de desfiles estudiantiles tal parecía que danzaba y marcaba el paso al ritmo de la banda de música de la Escuela Luz y Caballero. Nos expresó Marta Rabre quien fue batutera principal de la Banda de Música de ese centro escolar en la década del 50.

En el aula

El PERRO MONCADA, echado entre los pupitres de un aula de la escuela Luz y Caballero de Colón algo que realizaba muy a menudo.

 

En el periódico  colombino  “ NOTICIAS “ del 5 de Febrero de 1957 puede leerse:

 “ Moncada asiste a los desfiles escolares y da la impresión, por la forma que camina que va marcando con sus patas el compás de la música….

 

 

 

 

 

 

 

Moncada era un animal muy cariñoso, noble y que se entregaba al cariño de todas las personas que lo cuidaban y acariciban en cada oportunidad. Era muy querido por los niños.

Con los niños

Un niño de la época acariciando al noble animal.

El mes de Noviembre de 1959 fue funesto para nuestro perro. Una columna sanitaria del Ejército Rebelde visita la ciudad de Colón. Comienza una tremenda recogida de perros callejeros dentro del amplio plan de saneamiento concebido para la primera gran jornada de su tipo realizada luego del triunfo de la Revolución. EL PERRO MONCADA ES UNO DE LOS CAPTURADOS Y RETENIDO EN UNA JAULA UBICADA EN EL CUARTEL DE LA LOCALIDAD EN ESPERA DE SU RECLAMACIÓN, SER VACUNADO O LIQUIDADO FÍSICAMENTE.

Todo el pueblo de Colón comenzó a  pedir la libertad  del animal y a abogar por la rápida devolución. No tenía un dueño específico. Era propiedad colectiva.

El día 25 de Noviembre de 1959 la emisora colombina de entonces  “Radio Menocal” inició una campaña en sus noticiarios para salvar al renombrado perro Moncada. Así expresaba el entonces propietario y director de aquella emisora Osvaldo Menocal Santana:

Una columna sanitaria del  Ministerio de Salubridad que desde ayer se encuentra en Colón, ha comenzado a desarrollar tareas de limpieza y saneamiento de toda la población y a la vez ha iniciado una batida contra los perros callejeros, los que durante 48 horas— según se nos ha informado— serán mantenidos en el Cuartel del Ejército Rebelde con la finalidad de que algunos de ellos, que posean dueños puedan ser reclamados e inyectados por éstos contra la Hidrofobia y, de lo contrario, decursado el  tiempo establecido, se procederá a su exterminación.

El perro Moncada era uno de los detenidos. Menocal,— que era conocedor de las cualidades de aquel animal querido por la gran mayoría de la población — explicaba las razones de la defensa del distinguido CAN y ese día también expresaba:

…. este noticiero Radio Menocal, atendiendo a lo que significa para el pueblo al que corresponde con los mejores atributos, está dispuesto a llenar los requisitos que se exijan abonando el importe de la vacuna y todo lo demás que se requiera con tal de que se le ponga en libertad y vuelva a recorrer las calles de la población como hasta ahora lo venía haciendo envuelto en su gran misterio y dejando como siempre a su paso, la misma interrogación ¿ Por qué actuará así este perro ?

Y continuaba el director de la emisora ante los micrófonos:

Moncada, el gran amigo de todos, amigo también nuestro, timbre de orgullo para Colón, iremos inmediatamente en tu busca y haremos lo posible por rescatarte. Tú te lo mereces y te lo has ganado, porque eres el mejor y el más sobresaliente de todos los perros que hemos conocido.

Una gran multitud había acudido en demanda de que el perro fuese dejado en libertad. Los miembros de la columna de sanidad entendieron y luego de vacunado fue entregado al pueblo en medio del asombro de las autoridades  quienes reconocieron que era la primera vez que les ocurría algo similar en las localidades visitadas.

Por los anteriores acontecimientos el perro Moncada fue condecorado por el Club de Leones de Colón en la noche del 19 de enero de 1960.

Condecoración

Momento histórico en el  que el entonces CLUB DE LEONES de Colón condecoró públicamente y rindió honores al PERRO MONCADA.

Era la primera vez, además,  en la historia de la Radio Cubana, que una emisora del país, realizaba una campaña de esa índole para liberar nada más y nada menos que a un perro, al famoso y recordado PERRO MONCADA que dejó de existir en los primeros años de la década del 60 y al que el pueblo de Colón organizó su sepelio y su cadáver llevado hasta los exteriores del cementerio local, lugar donde fue sepultado.

Leyenda

El perro Moncada, de generación a generación ha quedado como una verdadera leyenda en esta localidad cubana de Colón, en la provincia de Matanzas.

Nuestro perro Moncada ha quedado para los hijos de esta población matancera como una perpetua leyenda. De generación a generación se transmite su presencia como un símbolo de nuestras cosas muy propias, de esas cosas que, simplemente, son inolvidables porque marcan perpetuamente un signo de nuestra historia, de nuestras tradiciones y por qué no, de nuestra identidad de colombinos.

Explore posts in the same categories: Uncategorized

Etiquetas: , , ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

2 comentarios en “ESTAMPAS COLOMBINAS: EL RECUERDO DEL PERRO MONCADA.”

  1. María Says:

    Enternecedora la historia. MARÍA


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: