LA RECONCENTRACIÓN, UN CRIMEN DE LESA HUMANIDAD APLICADO POR EL COLONIAJE ESPAÑOL EN CUBA.

Fuerte

Fuerte Español de la época de la Reconcentración en Colón

Cuba tiene en su historia momentos difíciles enfrentados en la lucha por la independencia y la soberanía nacionales. Las Guerras de 1868, la de 1895, la investidura de los desgobiernos seudorepublicanos a partir de 1902 con Bandera, Escudo, Himno, pero con una Constitución atropellada por una Enmienda Platt y la constante batalla de los movimientos populares por alcanzar la definitiva y legítima soberanía son siempre motivo de reflexión y de análisis para comprender la realidad vivida por un pueblo como el nuestro en la forja de su libertad.
Pero… un hecho vergonzoso fue la política de la RECONCENTRACIÓN, aplicada en la Isla por el tristemente recordado Valeriano Weyler cuando se hizo cargo de la “mano dura “ que España quería aplicar en Cuba para aplastar el movimiento revolucionario de la Guerra del 95.

Valeriano Weyler, con su política de reconcentración se convirtió en un verdadero criminal de guerra.

Valeriano Weyler, con su política de reconcentración se convirtió en un verdadero criminal de guerra.

Mediante sucesivos Bandos, el gendarme español instauró esa política entre el 16 de Febrero de 1896 hasta el 30 de Marzo de 1898. Ya en 1896 la situación se tornaba imposible para acudir a otros métodos de carácter reformista y los hombres del Ejército Libertador se extendía por casi toda la isla.
Cubanos de dos generaciones se habían entregado durante casi 30 años a la lucha y otra nueva se manifestaba en el ímpetu de luchar también para alcanzar la independencia del país. Las huestes mambisas operaban ya cerca de La Habana.

 

Martí entregó en Patria sus más ardorosos artículos patrióticos. Fue el gran organizador de la Guerra del 95 en Cuba

Martí entregó en Patria sus más ardorosos artículos patrióticos. Fue el gran organizador de la Guerra del 95 en Cuba

La reconcentración de la población campesina en las ciudades bajo control de las autoridades españolas la propuso el general Arsenio Martínez Campos,  gobernador y capitán general de Cuba,  en carta confidencial al presidente del Consejo de Ministros de España,  Antonio Cánovas del Castillo,  días después de la derrota que sufrieran las fuerzas peninsulares en la histórica Batalla de Peralejo. Ello pretendía el objetivo de aislar a las fuerzas insurrectas de los pertrechos, abastecimientos y posibilidades de sustentar lo necesario para la lucha. El propio Martínez Campos, reconocido como militar pundonoroso expresaba que carecía de alimentos necesarios para realizar una empresa de esa magnitud y él mismo recomendaba que se encargase para esos fines a Valeriano Weyler.

Gómez

El General en Jefe del Ejército Libertador Cubano Máximo Gómez Báez

Calixto

General Calixto García , otro de los grandes caudillos por la Independencia de Cuba

Maceo

Lugarteniente General Antonio Maceo, peleó por la libertad de Cuba hasta la muerte.

Según las fuentes consultadas, las medidas adoptadas consistieron en un conjunto de exigencias contra las personas que vendieran, proporcionaran o guardaran armas a los insurrectos, o facilitaran caballos o cualquier recurso de guerra, e incluso contra aquellos que difundieran noticias favorables a la insurrección que había comenzado el 24 de febrero de 1895 o condenatorias en alguna forma del colonialismo español. Weyler estableció, además, la permanencia de personas, animales y recursos de todo tipo en los poblados fortificados y custodiados por las fuerzas españolas o en sus alrededores, con vistas a privar de ellos a los patriotas insurrectos.
Para la reconcentración estableció un plazo de 8 días. La bárbara medida causó la muerte a entre 200.000 y 300.000 personas, y provocó el deterioro total de la agricultura cubana, sostén principal de la población de Cuba.
El hambre extrema, la penuria, las enfermedades, entre ellas la malaria, hicieron fuertes estragos en la población campesina, pero también de las ciudades, durante los años 1896-98, pues los alimentos no alcanzaban por el brusco descenso de la producción agraria, principal fuente de alimentación, y las consecuencias que ello trajo en la salud de la población nativa y de los peninsulares y canarios residentes.

Niños

Niños cubanos durante la etapa de la reconcentración de Valeriano Weyler-


Según el coronel médico Horacio Ferrer del Cuerpo de Sanidad Militar del Ejército Libertador, Cuba perdió en los tres años y medio que duró la lucha medio millón de habitantes, más de la cuarta parte de su población total, ascendente entonces a 1 572 845 habitantes.

Juan Gualberto.

Juan Gualberto Gómez. Junto a otros cubanos dignos dijo en la Asamblea Constituyente que la Enmienda Platt era como dar a los Estados Unidos la llave de nuestra propia casa. Y no se equivocó.

Pero, no obstante los estragos causados Weyler no pudo frenar el impulso de la Guerra. Las filas de los insurrectos continuaron fortaleciéndose y se adoptaron nuevos mecanismos de subsistencia que permitieron la continuación de la beligerancia frente a España.
Weyler tuvo que retirarse vencido y asumió entonces como nuevo Capitán General Ramón Blanco Erenas que emitió un Bando derogando los que aplicaron a Reconcentración para tratar de imponer un gobierno autonómico que contribuyera a que los insurrectos depusieran las armas.
El final de la Guerra del 95 es ya conocido. Estados Unidos esperaba con su política de la fruta madura para intervenir. El motivo aplicado fue el Maine explotado en la Bahía de La Habana. Luego el Tratado de París ( sin la presencia del Ejército Libertador ) y se apoderaron así de la Isla instaurando una República Mediatizada que, no pudieron tragarse completamente como a Puerto Rico debido a la lucha de figuras importantes en la Asamblea Constituyente que frenaron la codicia yanqui.

Harry Truman. El presidente responsable del Bombardeo atómico a Hiroshima y Nagasaki. Saque usted sus propias conclusiones.. ¿ Se parece o no a Weyler?

Harry Truman. El presidente responsable del Bombardeo atómico a Hiroshima y Nagasaki. Saque usted sus propias conclusiones.. ¿ Se parece o no a Weyler?

A modo de conclusión, la Reconcentración de Weyler en Cuba solo es comparable con los campos de concentración aplicados por los nazis durante la Segunda Guerra Mundial donde murieron trágicamente millones de personas.
Entonces, como la historia nos ayuda a conocer y a comprender los tiempos pasados, debe ayudarnos también a lograr que cosas como éstas, ni ataques, ni invasiones y agresiones, ni dominios de pueblos enteros   ocurran más ni en el presente ni en el futuro porque,  simplemente,  son actos criminales.
ES EL RECLAMO DE PAZ Y DE JUSTICIA DE LA HUMANIDAD QUE SIEMPRE ESTARÁ DISPUESTA A ENFRENTARLOS EN CUALQUIER PARTE DEL MUNDO.

Fuentes:
. La Reconcentración 1896-1897.Ediciones Verde Olivo. La Habana 1997.
. La Historia Militar en Cuba. ( 1510-1868 ) Centro de Información para la Defensa del    Ministerio de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de la República de Cuba.
.Pérez Guzmán, Francisco. Herida Profunda. Ediciones UNIÓN. La Habana. 1998
. Apuntes del autor.

Explore posts in the same categories: Uncategorized

Etiquetas: , ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: